martes, 6 de agosto de 2013

VERDADES - IMPUESTO A LAS GANANCIAS SOBRE SALARIOS

El tema del impuesto a las ganancias sobre los salarios, está instalado como situación conflictiva en los medios y presionado por sectores gremiales. Reivindican su eliminación, orientando a la opinión pública como si fuera un problema que afectara a la totalidad de los trabajadores. Su principal objetivo es desfinanciar al estado.

 

Tips Opositores:
1 “El salario no es una ganancia”.
Estamos de acuerdo que el salario no es una ganancia, pero esto es un tema de forma y no de fondo. Dentro de la Ley del impuesto a las ganancias las rentas de 4ta. Categoría corresponden a la renta de trabajo personal, ya sea en relación de dependencia o realizada en forma autónoma.
De ser ese el problema (que el salario no es una ganancia) bastaría con cambiarle el nombre o sacarlo de la LIG y promulgar una Ley de impuesto sobre los altos salarios.
El salario es un ingreso como cualquier otro y cabe aclarar  que  el  impuesto  a  las  ganancias  es  de  los  más  equitativos  porque  garantiza  que  dos  personas  con  el mismo  nivel  de  ingresos  paguen  lo mismo  y  que  los  que  ganan más paguen  más  impuestos.
La eliminación del impuesto sobre los salarios, derivaría en una situación injusta, ya que un trabajador autónomo, comerciante, etc. pagaría el impuesto a las ganancias por ingresos netos  similares a los de un trabajador en relación de dependencia, que no lo pagaría. 
El impuesto a las ganancias contempla esta gran diversidad de situaciones.

2. “El impuesto a las ganancias es un robo que hace el Estado a los trabajadores”.
El  impuesto a las ganancias es el impuesto más progresivo del conjunto  de  tributos  que  existen  en  el  país,  de manera  tal  que  lo  pagan  aquellos  que  tienen  mayores ingresos, porque :
a. Es un impuesto directo, se aplica de manera directa a cada contribuyente, de acuerdo a su capacidad de contribución.
(Un ejemplo en contrario como impuesto indirecto y regresivo es el IVA que lo pagan todos por igual ya sea un trabajador o un gran empresario, un agrogarca, etc. Lo regresivo es porque los de menores ingresos destinan todo al consumo, por lo que pagan el IVA en todo a lo que aplican sus ingresos. Cabe aclarar que durante el gobierno de Carlos S. Nemen se incrementó la alícuota al 21% y se extendió a todos los bienes y servicios.)
b. El impuesto a  las ganancias es una de  las fuentes de  financiamiento del Estado, que en nuestro país, el Estado orienta el gasto con fines redistributivos y en beneficio de  todos  los  sectores  de  la sociedad y en especial de los sectores de menores ingresos y/o más vulnerables.
 c. El impuesto a las ganancias afecta sólo al 17% de los trabajadores (registrados). El salario promedio en el país es de alrededor de $6.500, luego de las paritarias del 2013.
Lo que se denomina Mínimo No imponible (MNI) es aquella cifra representativa del salario neto que fija el límite de quien paga impuesto sobre los ingresos superiores a dicha cifra y será sobre el excedente al MNI. La determinación del impuesto es con tasas escalonadas en 7 etapas que van del 9% al 35%, incrementándose a medida que los salarios netos sean superiores.
El Mínimo No imponible mensual para un trabajador soltero es de     $6.939
El MNI mensual para un trabajador casado con 2 hijos es de             $9.597
Van unos cuadros de cómo incide el Impuesto en el salario, sobre varios casos:

d. De la recaudación total del impuesto a las ganancias sólo el 30% corresponde a las rentas del trabajo personal, incluyendo autónomos y trabajo en relación de dependencia.
El principal componente de la recaudación del impuesto es por el correspondiente a las empresas las cuales pagan una tasa de 35% sobre sus ganancias netas.

3. “El aumento de sueldo se lo comió el impuesto a las ganancias”.
Como se puede observar, al comparar los salarios indicados en los cuadros de arriba y calcular los salarios de bolsillo (Salario Neto menos el Impuesto) queda demostrado, que en  todos  los  casos,  decir  que  por  la  aplicación  del  impuesto,  un  aumento  de  sueldo  derive  en  que  el trabajador  logre  un  ingreso  de  bolsillo menor, es una falacia.
4. El Gobierno quiere aumentar “La Caja
La recaudación proveniente del  impuesto a  las ganancias no solo se destina al Estado Nacional sino que, a través de la coparticipación se  distribuye  también a las provincias  y   a  la ANSES, para complementar el pago de  jubilaciones y pensiones de toda  la población. 
Una  reducción  de  los  ingresos  vinculados  a  este  impuesto afectaría a la totalidad de los recursos públicos, no sólo a los ingresos nacionales sino también a los de las provincias y a los del sistema previsional.    
Y para los tilingos hay que informarles, que en los países que ellos admiran, cobran impuesto sobre salario y con tasas mucho más altas. 

4 comentarios:

Martín dijo...

Muy buen laburo. Y contundente.

pato dijo...

Lucho, en parte comparto lo dicho
pero tenemos que mejorar la legislacion:
el capital puede hacer sus balances, en donde pone sus ingresos y sus gastos, tiene libertad para gastar en lo que quiere y licuar así la ganancia bruta del ejercicio económico, que es la base imponible sobre la que pagará luego impuesto a las ganancias.

los trabajadores no tenemos ese derecho de hacer nuestro propio balance, por un lado nuestros ingresos están mucho más limitados (con suerte una buena paritaria) y por el otro nuestros gastos deducibles nos vienen fijados por la ley, un decreto o la afip, pero nunca por lo que el laburante gasta o tiene ganas de gastar

en criollo, una empresa puede tener 10 millones de pesos que ya son ganancia y gastarse un palo en fiestas ponele, o en cursos o viajes para sus gerentes, con lo que la ganancia pasa a ser de 9 palos y sobre eso pagará el 35%.
un laburante gana 12 lucas y no puede descontar ni un peso en asado o fernet, sus gastos deducibles ya tienen un tope fijado por el gobierno y el congreso.


pato dijo...

Lucho, para completar la otra parte de la crítica a la actual situación, hay casos en los que el trabajador tiene una relación entre lo que paga anualmente en ganancias sobre lo que cobra como sueldo MAYOR a la que tiene la patronal entre lo que factura por sus ventas y lo que paga por impuesto a las ganancias.

un laburante de ingresos 14 lucas netos debe pagar por ganacias un sueldo por año, algo así como un 9% de sus ingresos anuales; muchas empresas pagan en ganancias menos que ese porcentaje comparado con su facturación

saludos
muy bueno el blog

Lucho! dijo...

Gracias Martín y Pato por sus comentarios.

Pato, si seguro que tenemos que cambiar las leyes impositivas, es uno de los temas pendientes.

Para hacer una legislación más justa implicaría hacer una profunda reforma tributaria. Y necesariamente, debería dejar de gravarse a los de productos consumo masivo (ej. IVA) que es lo más injusto. Además tendría que ir acompañada de algunas herramientas para que el beneficio de esas bajas impositivas no se la queden los empresario, sino que se refleje en bajas significativas de precios.

Es largo y complejo, pero se puede hacer y si alguien lo hará, en mi opinión, será el kirchnerismo.

Saludos.