miércoles, 27 de octubre de 2010

El Dolor es muy fuerte.


Néstor hoy, como ayer Perón y Evita, dejaron marcada la senda que nos lleva hacia la Patria Justa, Libre y Soberana y  a la construcción de la Patria Grande junto a nuestros hermanos iberoamericanos.

Que el llanto y el dolor fortalezcan nuestros corazones, profundicen nuestras convicciones y nos guíen en las luchas que implican estar a favor del Proyecto Nacional, junto a la Compañera Cristina, Nuestra Presidenta.