jueves, 21 de enero de 2010

Guía Espiritual e Ideológica de America del Sur

  Morales: en Tiawanaku nace una nueva luz de esperanza

Culturas

Tiwanaku-Bolivia

En tres idiomas, aymara, quechua y castellano, el presidente Evo Morales dijo que en Tiawanaku nace una luz de esperanza para la humanidad en apego al equilibrio hombre naturaleza, y un nuevo Estado en Bolivia, tras recibir el bastón de mando de los pueblos indígenas que lo ungieron el jueves como guía espiritual en las ruinas de la milenaria civilización, a un día de la posesión oficial de su segundo mandato como gobernante de este país andino-amazónico.

En un discurso ante miles de indígenas de todas las regiones de la diversa geografía boliviana, de nativos de al menos 12 países de América (Abya Yala), representantes aborígenes de Europa, autoridades nacionales e invitados especiales, Morales sorprendió con un mensaje en tres idiomas después de un ritual en los cuatro puntos cardinales del templete de Kalasasaya, que giró en una defensa férrea del equilibrio con la naturaleza.

“Desde este lugar milenario nace una nueva luz, una luz de esperanza para el pueblo boliviano y para la humanidad”, remarcó, ataviado con una túnica blanca de lana de llama, que para los indígenas simboliza la comunicación.

Morales argumentó que la nueva luz de esperanza emerge de los pueblos que nunca se olvidaron de sus antepasados, “recordando siempre la forma de vivencia en complementariedad, en solidaridad y especialmente en armonía con la Madre Tierra”.

A su juicio la energía milenaria del templete de Kalasasaya (piedra, fuerte de pie, en aymara) ha impulsado siempre a los pueblos originarios a luchar por sus derechos y por su inclusión.

“Los pueblos del mundo siempre de pie nunca de rodillas frente al capitalismo y esa es una lucha milenaria de nuestros antepasados”, argumentó.

Resumió que en los cuatro años de su primera gestión su inspiración de servicio al pueblo ha girado en el respeto a una trilogía del mundo andino, su mejor herencia: Ama Sua (no seas ladrón), Ama Kella (no seas flojo) y Ama Llulla (no seas flojo) y pidió a los bolivianos guiarse también por estas máximas de la civilización milenaria.

Aunque reconoció que es difícil erradicar las herencias del Estado colonial, cuyo principal problema dijo es la corrupción.

Un estado colonial que permitió el saqueo permanente de los Recursos Naturales, que siempre discriminó a los indígenas, “que siempre nos ha visto como salvajes, como animales”, matizó..

“Siento que avanzamos cambiando esa historia negra de nuestra querida Bolivia. Hoy día estoy por segunda vez en este lugar sagrado, segunda vez a pedido del pueblo boliviano. Un solo presidente para dos Estados”, remarcó en alusión al estado colonial que, a su juicio, termina con su segunda posesión y el Estado Plurinacional que nace en ese momento.

“Un Estado que murió  y otro que nació, un Estado colonial que se va y un plurinacional que llega con mucha esperanza para los pueblos del mundo”, sentenció.

El jefe de Estado dijo que en este nuevo milenio es importante defender los derechos de la Madre Tierras, inclusive antes de los Derechos Humanos y aseguró que su política en su nueva gestión será nuevamente de servicio al pueblo bajo la filosofía del “vivir bien”, que está siendo aceptado en todo el mundo. Morales juramentará el viernes en la Asamblea Legislativa Plurincional en su segundo mandato que durará hasta 2015.




Milenaria ceremonia indígena unge a Morales como guía espiritual

Presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma.
Especial

Tiwanaku – Bolivia

Una ceremonia ancestral e histórica realizada hoy ante más 50 mil personas, nacionales y extranjeras, el presidente indígena Evo Morales fue purificado, recibió energía e investido en el templo de Tiwanaku, donde se comprometió a trabajar con justicia, humildad, solidaridad, transparencia para todos los bolivianos.

Evocó los preceptos sagrados de la cultura ancestral del ama sua (no seas ladrón), ama quella (no sea flojo) y ama llulla (no sea mentiroso) para pedir a los bolivianos a seguir esta herencia que permita contribuir a transformar Bolivia en un país desarrollado y con igualdad.

El acto comenzó a las 11.00 de la mañana hora local con el arribo, por separado, del mandatario Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera en helicópteros a Tiwanaku, donde los esperaban la multitud con banderas, flores, pututos, quenas, tambores y un coro de niños.

La ceremonia concluyó a las 13.10 con el discurso único del mandatario boliviano quien agradeció la presencia de los visitantes extranjeros y nacionales.

Tiwanaku está a 71 kilómetros de la ciudad de La Paz. El viaje por carretera asfaltada dura aproximadamente una hora y media. Los turistas, que llegan por primera vez al lugar, quedan maravillados y no se cansan de captar imágenes.

La Unesco declaró el año 2000 al centro espiritual y político de la cultura tiwanakota Patrimonio de la Humanidad.

Morales arribó con ropa informal un pantalón color oscuro y una campera y calzados deportivos, ingresó a uno de los recintos del templo de Kalasasaya (piedra parada) donde se cambió la indumentaria ceremonial.

El presidente indígena salió para someterse a la ceremonia de purificación y recepción de energía, con un ropaje que fue elaborado con fibra de llama por los amautas o sabios aymaras. La túnica –llamada unk’u– era de color blanco con tonos grises y oscuros de motivos tiwanakotas.

Llevó un gorro de cuatro puntas llamado juch’u, que representa a los cuatro puntos cardinales del país y cada uno los amautas rogaron a los dioses andinos mantener unida a Bolivia.

El Jefe de Estado fue acompañado y tomado de la mano por una mujer, la más anciana de Tiwanaku de nombre Nicolasa Choque de 95 años.

Los sabios originarios pidieron a los cinco elementos (tierra, aire, fuego y agua) para que acompañe al mandatario indígena en su gestión constitucional 2010-2015.

En los cuatro puntos cardinales, los yatiris (sabios) pidieron a los dioses que Morales no sea tentado por la corrupción, mantenga la unidad del país y le dé fuerza para seguir trabajando con muchas energías para conducir a Bolivia con sabiduría y mucho acierto.

Además rogaron a los achachilas (dioses andinos) no abandonar al gobernante indígena y lo acompañen en todo momento con salud y energía que le permita gobernar para todos los bolivianos por igual.

Un niño y una niña le entregaron los cetros del mando indígena al mandatario quien se instaló en la puerta principal del templo de Kalasasaya frente a los miles de concurrentes de todas partes del mundo.

Fortalecido, el presidente aymara levantó en alto los dos cetros de mando, e inmediatamente se entonó el himno boliviano.

Posteriormente Morales Ayma recibió los presentes de todas las delegaciones indígenas de Argentina, Venezuela, Chile, Ecuador, Perú, Colombia, Paraguay, Uruguay, México, Nicaragua, Honduras, Estados Unidos, Canadá que se dieron cita en Bolivia para ser parte de la ceremonia nativa.

En su discurso de más de media hora, Morales, tras ser investido con el poder originario, se dirigió a los presentes y pidió a la Madre Tierra humildad, sabiduría y fuerzas para llevar a Bolivia por el sendero del cambio.

Ratificó su lucha por la defensa de la Tierra y convocó a los pueblos del mundo a defender antes que los derechos humanos los derechos de la Madre Tierra, pues dijo que sin el planeta no habrá por qué defender a la humanidad.

Apeló a la frese del extinto gobernante boliviano Gualberto Villarroel “no soy enemigo de los ricos, pero soy más amigo de los pobres”, para mostrar que su gestión respeta las inversiones extranjeras y nacionales.

Dio una somera explicación de las bases de su política del “Vivir bien”, como saber escuchar, saber compartir, el saber vivir y el saber soñar.

Antes de concluir el discurso, en el cielo se divisó un arco iris, considerado por los indígenas como un buen augurio.

El jefe de Estado llamó a los bolivianos para que lo acompañen en la profundización de la revolución democrática cultural y luchar por la preservación de la Tierra.

De esta manera el templo de Kalasasaya, llena de mitología, ingresó nuevamente a la historia boliviana con la ceremonia ancestral que fue transmitida en directo por diversas cadenas de televisión en Bolivia y la cadena internacional Telesur que reflejaron las imágenes en el país y en el contexto internacional.

Un segundo acto se desarrollará el viernes donde los mandatarios bolivianos, reelectos el 6 de diciembre pasado con el 64,22 por ciento de votos, serán posesionados en su segundo mandato continuo (2010-2015) en la primera Asamblea Legislativa Plurinacional.

Al hemiciclo legislativo llegarán presidentes de Venezuela, de Chile, Ecuador, el príncipe español Felipe de Borbón, además de autoridades importantes de las delegaciones de diferentes países e invitados especiales.

Evo inaugura Estado Plurinacional y ratifica lucha contra el capitalismo

Política

Tiwanaku - Bolivia

El presidente boliviano Evo Morales, en su discurso de investidura del mando indígena, ratificó hoy su permanente lucha contra el capitalismo, a favor de la preservación de la Tierra y proclamó el fin del colonialismo en Bolivia para dar paso al Estado Plurinacional.

"Tuvimos que esperar 185 años para refundar Bolivia, y ahora la tenemos refundada, por eso se garantiza un Estado plurinacional donde todos los originarios tenemos los mismos derechos, originarios milenarios y originarios contemporáneos", entatizó Morales.

En un acto ancestral realizado en el templo de Tiwanaku ante más de 50 mil personas, Morales fue purificado y recibió la energía de los dioses andinos. Además recibió dos cetros de mando de los pueblos indígenas que lo ungieron el jueves como guía espiritual en las ruinas de la milenaria civilización, a un día de la posesión oficial de su segundo mandato como presidente de este país andino-amazónico.

En tres idiomas, aymara, quechua y castellano, el presidente Evo Morales dijo que en Tiawanaku nace una luz de esperanza para la humanidad en apego al equilibrio hombre naturaleza, y un nuevo Estado en Bolivia.

Además dijo que mantendrá su lucha contra el capitalismo que ha generado diferencias entre las personas y contribuye en dañar a la Tierra.

Morales explicó ante miles de adherentes que hay "un Estado que murió y otro Estado que nació, un Estado colonial que se va (...), un Estado colonial que permitió el saqueo permanente de los recursos naturales, un Estado colonial discriminador".

Frente a los temores de sus adversarios, el mandatario boliviano enfatizó que "por supuesto se respeta la propiedad privada". "Todos tenemos los derechos para que haya igualdad entre todos los bolivianos y las bolivianas".

Apeló a la frase célebre del extinto presidente boliviano, Gualberto Villarroel, un coronel del Ejército derrocado y asesinado por la derecha en 1946: "No soy enemigo de los ricos, pero soy más amigo de los pobres".

En el templo de Kalasasaya donde también se concentraron miles de indígenas de todas las regiones de la diversa geografía boliviana, de nativos de al menos 12 países de América (Abya Yala), representantes aborígenes de Europa, autoridades nacionales e invitados especiales, Morales ratificó la defensa férrea del equilibrio con la naturaleza.

“Desde este lugar milenario nace una nueva luz, una luz de esperanza para el pueblo boliviano y para la humanidad”, remarcó, ataviado con una túnica blanca de lana de llama, que para los indígenas simboliza la comunicación.

Morales argumentó que la nueva luz de esperanza emerge de los pueblos que nunca se olvidaron de sus antepasados, “recordando siempre la forma de vivencia en complementariedad, en solidaridad y especialmente en armonía con la Madre Tierra”.

A su juicio la energía milenaria del templete de Kalasasaya (piedra, fuerte de pie, en aymara) ha impulsado siempre a los pueblos originarios a luchar por sus derechos y por su inclusión.

“Los pueblos del mundo siempre de pie nunca de rodillas frente al capitalismo y esa es una lucha milenaria de nuestros antepasados”, argumentó.

Resumió que en los cuatro años de su primera gestión su inspiración de servicio al pueblo ha girado en el respeto a una trilogía del mundo andino, su mejor herencia: Ama Sua (no seas ladrón), Ama Kella (no seas flojo) y Ama Llulla (no seas flojo) y pidió a los bolivianos guiarse también por estas máximas de la civilización milenaria.

Además aseguró que terminó el tiempo de la “Bolivia indigna y mendiga”, y demandó de las organizaciones sociales, que respaldaron su primera gestión de gobierno, asumir la responsabilidad de profundizar las transformaciones que se vive en el país en los próximo cinco años de gestión.

“Hoy día tengo el orgullo de anunciarles que los tiempos de la Bolivia de mendiga e indigna se ha terminada hermanas y hermanos, Bolivia ya no es indigna ni mendiga ahora gracias al acompañamiento de los movimientos sindicales”, aseveró.


Extraído de www.cambio.bo  (Cambio - Periódico del Estado Plurinacional Boliviano)