jueves, 22 de octubre de 2009

La Violencia de las palabras - Parte I

La violencia de las palabras del senador morales, se vieron y escucharon ayer en los medios, aún regulados por la Ley de la Dictadura.


Casualmente no transmitieron ni publicaron la respuesta de la dirigente de la Organización Barrial Tupac Amaru, Milagro Sala. Principal acusada por el radical morales.


Milagro Sala: “Gerardo Morales discrimina y miente”



La principal dirigente de la Organización Barrial Tupac Amaru, Milagro Sala afirmó anoche en una conferencia de prensa, que “no tengo ni idea” acerca de quiénes han sido los responsables por la agresión a Gerardo Morales. “Lo único que puedo decir es que ni yo la organización a la que pertenezco –y muchos menos compañeros de la CTA- participaron en dicha agresión.



Sala expresó que “no sé por qué Gerardo Morales, lamentablemente, me está acusando, por cuanto en el momento que fueron los acontecimientos yo estaba en una asamblea en Monterrico, a 35 kilómetros de ciudad Jujuy. No tengo ni idea quién ha sido, tampoco sé dónde estuvo Morales o qué estuvo haciendo. Ni siquiera sabía que venía a San Salvador de Jujuy. Entonces asombra que haya salido de un lugar donde lo agredieron y diga fue Milagro Sala, fue la CTA, fueron los kirchneristas”.
Esto declaró la dirigente Sala en base ante la acusación que ayer en la tarde, el senador nacional y presidente del radicalismo Gerardo Morales lanzó con desparpajo, aduciendo “que grupos piqueteros que responden a Milagro Sala” lo atacaron el Consejo de Ciencias Económicas en la capital provincial, donde iba a brindar una conferencia de prensa.
Gerardo Morales insistió que fueron “militantes kirchneristas que responden a Milagro Sala, quiénes nos tiraron huevos, útiles de oficina e incluso con los sillones. El lugar quedó destrozado”.
Como respuesta a esta acusación y otras que venía haciendo Morales, Milagro Sala dijo: En cuanto a las declaraciones que había vertido el Senador con anterioridad al ataque, “si es por cuestión de pedir rendición de cuentas, nosotros no tenemos ningún problema en rendirle cuentas a Gerardo Morales, con su contador o quien sea, de todas las obras que hicimos nosotros, y qué hicimos con cada peso. Yo creo que Gerardo Morales se tiene que dejar de quejar, y empezar a ver qué hizo él por la provincia”.
Además tiene una historia que saldar. Es visiblemente una persona que discrimina y miente cuando acusa. Por otra parte su historia contra los movimientos sociales no es nueva, viene desde hace años. Además fue parte del gobierno de De la Rúa y era parte del gobierno durante los acontecimientos del 29 y 30 de diciembre de 2001, donde hubo 30 compañeros asesinados. Hay una idea de victimizarse y lo que están buscando es la represión hacia los sectores populares.
En lo que hace a las afirmaciones del Senador, de que ‘todo esto se va a cortar en el momento en que el Gobierno Nacional termine de dar un apoyo a las organizaciones sociales’, Sala indicó “que Gerardo Morales se haga cargo de los 15.000 trabajadores en las distintas organizaciones sociales, que hoy están siendo contenidos con la construcción, con colegios secundarios, escuelas primarias, la salud. Por ahí es lindo comenzar a ladrar, pero en algún momento tenés que morder”.
En referencia a la gran repercusión que tuvo el incidente en los medios nacionales, “es porque es Senador, no es la negrita Milagro Sala, y hoy lamentablemente pareciera que los grandes enemigos son los que vamos a pedir trabajo a la nación. Y ante la pregunta si pensaba hablar con Morales, la dirigente respondió: Yo no tengo que comunicarme a Morales, porque siento que él me faltó el respeto al acusarme, y lo que hizo es denigrante”.
Relativo a las medidas que adoptarán los próximos días, “ahora, entre hoy y mañana, nosotros estamos en situación de asamblea permanente con la red de organizaciones sociales para decidir que medidas tomaremos. Los compañeros están pidiendo una marcha provincial para el día lunes. Y pienso que es lo que vamos a hacer.”